Alicia en el País de las Maravillas y la motivación

Reconozco que no he leído nunca la novela de Lewis Carroll, la versión de dibujos de Disney me parecía un poco “difícil” cuando era pequeña, pero la última, la de Tim Burton, que acabamos de comprar en casa, me ha encantado. No sé hasta qué punto el guion está adaptado o a veces copia literalmente frases del libro pero tiene algunas “perlas” que quiero compartir hoy contigo.

alicia en el pais de las maravillasSiento una especial inclinación hacia el mundo de los sueños, siempre la he tenido, lo cierto es que a veces sueño despierta y cuando duermo no dejo de moverme e incluso hablar, mientras disfruto o padezco mis aventuras. La película “Origen” ya fue para mí un placer, al comprobar cómo no sólo yo viajo en ascensor tantas veces o sueño que estoy soñando y despierto aun estando dormida. ¡Qué lío!

La cuestión es que la protagonista de esta historia, aprende que Todo es Posible, que nada puede o debe hacerle renunciar a sus sueños y a que con la ayuda de buenos compañeros de viaje, rendirse nunca es una opción. (parte del mérito tambien es de su padre).

Al principio, al ver lo cambiada que está la niña, que parece haberse “contaminado”, el sombrerero le dice: “antes eras mucho más…te falta tu muchedad”

A la mitad, Alicia le dice al perro que le ayuda a moverse:” me han acusado de ser la verdadera Alicia y de no serlo, estoy cansada, este es mi sueño y yo decido cómo continúa…yo hago el camino.”

Y al final, justo antes de enfrentarse al peor enemigo, la niña dice, “es imposible”, le contesta el sombrerero, “sólo si crees que lo es”, ella rectifica y declara: “muchas veces soy capaz de creerme 6 cosas imposibles antes de desayunar”.

Pues bien, hace algo más de 6 meses para mí era imposible pensar en tener un blog, con tantas personas desconocidas dándome su apoyo y participando en mis reflexiones, salir en la radio, tener tanto movimiento en las redes sociales y un nuevo lugar estupendo donde recibir a los pacientes. Todo eso hace poco era imposible y ahora es realidad.

Gracias una vez más a todos y cada uno. Justo hace ahora un año de mi llegada a Sevilla, cargada de ilusiones y con muchas ganas de “trabajar”. Algunos siempre han dicho que estaba un poco loca y como Alicia les digo: las mejores personas lo están!!!