Año nuevo, vida nueva

Mientras observo como empaquetan todos mis muebles una vez más, tengo  la sensación de que también se están llevando un pedazo de mi vida…

mudanzaEs cierto que los recuerdos que uno va acumulando se guardan en el corazón y ninguna empresa de mudanza, por buena que sea, puede transportarlos. También tengo la certeza de saber que aunque vistas las cosas en este estado (todo es papel y cartón) resulta todo un poco melancólico, la vida sigue, aquí y donde sea, lo importante es que la familia, mi familia, esté unida y bien.
La cuestión es que se mezcla la tristeza con la esperanza de creer que el cambio debe y tiene que ser para bien…y lo cierto es que ¡hay que atreverse a cambiar!

Aprovecha el comienzo de algo nuevo, este 2012, para cambiar tú también aquello que no te gusta, lo que no te hace bien. Sé valiente, ¡¡¡innova!!! Es más fácil de lo que crees, no te quedes ahí sentado, empieza dando un aire nuevo a tu vida…

Mucho ánimo, sé que no es fácil, pero verás como te merece la pena el esfuerzo.