¿Cuál es tu lema?

Sigo empeñada en trasmitir una visión práctica de la felicidad, en convertirla en un objetivo alcanzable, que en lugar de encontrarse al final de un camino pedregoso, se disfruta a medida que dicho camino se recorre.

Sabéis que trabajo entre otras cosas, dando charlas sobre Inteligencia Emocional, herramienta básica de desarrollo personal que nos permite, en su buen uso, vivir mejor, vivir bien, ser por tanto más felices.

Pues bien, reconociendo que entramos en la recta final del año, que una vez más nos llenamos de buenos propósitos, (demasiado diría yo) y hacemos cierta reflexión sobre  lo acontecido, hoy quiero hablaros sobre el Lema Personal.

Todos tenemos un lema que nos caracteriza y define, un propósito de vida, que nos “empuja” y a veces incluso determina nuestra actitud ante los demás y ante todo lo que nos pasa.

Vivir de acuerdo a un lema positivo, potente y verdadero, nos ayuda a no perder de vista el horizonte, a tener la sensación de vivir con sentido.

Hay personas que creen tener un lema pero viven de acuerdo a otro. Les preguntas y tienen claro cuáles son sus deseos más profundos, sin embargo viven bajo el peso de lemas pobres y ridículos, que en la medida que son además egoístas, les alejan cada vez mas de la Felicidad.

A medida que avanzamos podemos claro está, cambiar de lema, pero hazte un favor, revisa si es un buen lema o un mal lema. Un ejercicio concreto es revisar los perfiles de Twitter y ver qué cosas ponemos. Mira lo que has puesto, ¿Te lo crees de verdad? ¿Huele a ti tu lema?

Termino admitiendo que yo tengo muchos, este blog lleva uno en su título, pero hoy me quedo con éste: Conócete, acéptate y supérate.¿Cuál es el tuyo?