El asombro

Quiero hablaros hoy de algo más profundo. Del Asombro como punto de partida para el Amor. Guau!!! Y esto ¿qué significa?

Llevo muchos días intentando expresar con palabras sencillas este concepto increíble pero lo suyo me está costando. Espero conseguirlo y que pueda serviros de algo. Siempre que hablo de Amor, lo hago desde la perspectiva universal del Amor , es decir, estamos hechos por y para el Amor, a los demás en general, al otro en particular, a todo lo que nos rodea y nos sucede, solo amando se puede ser feliz…¡qué bonito!, pero ¿cómo se hace eso?

Os decía, siempre que hablo de esto, hablo de la Admiración como paso primordial, si no tengo nada que admirar en ti, difícilmente podré seguir amándote, cuando encuentro que eres digno de admiración, tú, o lo que haces tú, o tu trabajo o tu vida, siento que desde la admiración y el respeto me resulta sencillo el querer  acercarme o mantenerme a tu lado.

Pues bien, hace muy poco me hablaban del Asombro, este concepto se le parece pero es precedente y me gustó tanto que ahora quiero después de filosofar un rato con vosotros, concretarlo.

El Asombro es esa experiencia que todos tenemos al descubrir ante algo o alguien la “maravilla” que encierra, por ejemplo, en términos laborales hablaríamos de las “posibilidades” de un proyecto, ante la naturaleza y el cosmos de “misterio” y ante las personas de “bondad y belleza” . Es la capacidad de Asombro por tanto indispensable para encontrar lo maravilloso de la Vida, para disfrutarla y amarla. Si he perdido esa capacidad, porque equivocadamente he llegado a la conclusión de que nada puede ya asombrarme, iré a ciegas, me perderé muchas cosas pero además, y lo que es peor, en lugar de tener apertura, me iré encerrando en mí mismo y siendo cada vez mas egoísta y egocéntrico. O lo que es lo mismo, amando cada vez menos…

Este año yo no he dejado de asombrarme, he conocido tantas personas nuevas y buenas que no me ha quedado más remedio que “amarlas” a todas. Además, gracias a lo “extensible de las capacidades” eso ha hecho que siga descubriendo cosas asombrosas en los que ya conocía y en lo que me rodea. También yo había apagado un poco mi capacidad de Asombro.
Perdonad que el post más largo que he escrito sea justamente el mas filosófico…espero no haberos aburrido.

Me despido felicitando a mi hija mayor, que mañana cumple 9 años, ella hace dos días también se asombraba al descubrir la belleza de las imágenes que os adjunto de la Tierra vista desde el espacio…disfrutad, no dejéis de asombraros…