El cambio

Estamos en Cuaresma, todo el mundo lo sabe, cristianos y no cristianos, en Mercadona todos los días lo dicen 40 veces, ¡también en el Corte Inglés! ¿Quién lo iba a decir? La cuaresma convertida en reclamo publicitario con la poca gracia que suele hacerle a la gente…

Me gustaría, antes de que llegue Semana Santa, deciros que no solo las personas creyentes o religiosas, sino TODOS, podemos aprovechar estos días para reflexionar sobre nuestra Vida, para “buscar” en el fondo de nuestro corazón qué nos hace verdaderamente Felices, qué nos llena y qué nos impide disfrutar en armonía de lo que nos rodea, de la fantástica experiencia de estar vivos!!

Busca, sigue buscando, hasta que encuentres el secreto de tu Existencia, hasta hoy, no había entendido bien eso de que lo “viejo” tiene que morir para que pueda “resucitar” algo nuevo en mí.  Quiero atreverme a encontrar lo “viejo”, “lo que no funciona bien”, lo que me dificulta en mi tarea de ser feliz y hacer lo necesario para cambiarlo.
Hace muy poco, y gracias a Javier Ibarrola, descubrí esta película increíble, del Dr. Dyer, que muchos conoceréis (yo no tenía ni idea) pues es famosísimo en EEUU y ha publicado muchos libros de autoayuda y búsqueda de felicidad. Os invito a todos (creyentes y no creyentes) a verla  casi como un ejercicio mental (que no ejercicio espiritual, pues no es una película religiosa), yo la he visto en tres partes, tres días distintos pues es densa y da que pensar. Me ha gustado muchísimo, es como hacer un viaje interior fascinante en el que encuentras muchas cosas por el camino.

Si eres de los que de vez en cuando te gusta pensar en cómo está tu Vida, te consideras una persona reflexiva e inquieta, abre tu mente, ve dispuesto a aprender  ( que no copiar) y busca un hueco para verla tranquilo, estoy convencida de que te gustará…
Por cierto en ella me basé para hablar del “Atardecer de la Vida”.