El interruptor de la luz

encender-la-luz-A veces cuando estamos a oscuras, olvidamos que sólo tenemos que encender el interruptor de la luz para sentirnos un poco mejor…sea cual sea la habitación donde nos encontremos, el interruptor suele ocupar el mismo lugar, debe haber uno cerca de la puerta. Que ni siquiera ves dónde está la puerta… palpa las paredes hasta que la encuentres, si la vista no te sirve pon en marcha el funcionamiento de otro de tus sentidos. También puedes pedir ayuda…alguien encenderá la luz por ti.
Nadie está solo, acude a quien te pueda ayudar. Sentirse solo no es lo mismo que estar solo. Las personas que nos quieren, se preocupan por nosotros y aunque no queramos incordiarles, a ellos no les molesta ayudarnos, al contrario, les gusta hacerlo. Por eso no me gusta nada la frase de “estoy mal, me pasa esto pero no se lo digo para no preocuparle”. Espero que  con la luz encendida veamos todo mucho mas claro.