¡Feliz Naviad!

En estos días no dejo de pensar en todos aquellos que se ponen tristes con la llegada de la Navidad. Es cierto que es la fecha en que normalmente echamos más de menos a los que no están con nosotros. Además, nos da por pensar en lo injusto que es el mundo, en las personas necesitadas, en los niños sin juguetes, en los enfermos que están ingresados en hospitales, en los que están pasando, en general, por un momento delicado o difícil.

Dejadme que os diga que para mí la Navidad es la mejor época del año, precisamente por todo lo que acabo de contaros arriba. Por fin, me detengo entre tanto ruido para pensar algo más en los demás y aunque seguro que no soy todo lo generosa que debiera, comienzo a concretar acciones que hagan más felices a los que me rodean, a repartir en definitiva, alegría y dicha.

Es verdad que quizá lo tengo más fácil por creer que lo milagroso y maravilloso de la Navidad es recordar y conmemorar el Nacimiento de un pequeño Niño, que vino a salvar el Mundo. A dar ejemplo con su Vida, a enseñarnos un camino nuevo…y aunque también está lleno de “luces” y de “regalos”, no es ahí dónde radica su principal secreto.

Una vez más, un año más, vivimos una historia de Amor real e infinita y aprendemos que sólo dando, encontramos la Felicidad. Esta video me sirve de ejemplo.

Os deseo de corazón una Feliz Navidad y lo mejor para este Nuevo Año, aunque no necesariamente eso signifique que se cumplan todos tus sueños…