La fuerza más poderosa del mundo: el Amor

No me ha quedado más remedio que escribir unas palabras al ver este video. Sé que hemos visto muchas cosas parecidas, pero hoy al abrir el correo y encontrármelo, lo he recibido como un regalo, como una señal. Llevaba días pensando si escribir o no unas palabras para mi querida amiga Ana. Mañana es su gran día y aunque no sé, si seré capaz de leer algo allí mismo, junto a ella en el altar, al menos se las dedico aquí y espero de todo corazón que le gusten.
Sólo hay una cosa que hace grande, GRANDE al ser humano. Descubrir que Amar es de todas las opciones posibles, la más acertada, la más loable, la más importante de todas, por tanto no puede ser tan difícil. Tenemos tanta suerte…desde pequeños descubrimos en el Amor recibido en casa es el mejor de todos los seguros sociales. Que la estabilidad y el calor de un hogar, no lo dan sus 4 paredes, ni lo bonita o estupenda que sea su construcción y decoración interior.
Al crecer y madurar, por mucho que las cosas se pongan feas y  entre unos y otros hayamos hecho creer a los más jóvenes, que no es posible AMAR para siempre, tenemos la oportunidad de cruzarnos con el Amor de verdad, y descubrir en nuestro interior, el deseo forjado desde nacimiento, de querer AMAR sin MEDIDA. El deseo de posibilitar una entrega total y sincera, el deseo de querer ser mejor haciendo feliz al otro. El deseo de que no se acabe nunca.
Ana y Kiko, hoy decís delante de todos nosotros: ¡SI QUIERO! ¡SI MERECE LA PENA COMPROMETERSE! Y teniendo en cuenta vuestra fe, ponéis a Dios en medio y le pedís que os bendiga y os ayude, en esta nueva vida. Permitidme deciros que no lo hagáis sólo hoy, que le sigáis teniendo presente cada día, que” no puedo darte lo que no tengo”, y que sólo cuando encuentro en mí, una fuente inagotable de Amor, puedo entender eso del “Amor nunca se cansa, el Amor todo lo puede”….reconocer que Dios os ama inmensamente a cada uno, os posibilita a encontrar fuerzas cuando parezca que las habéis perdido, a encontrar ternura cuando vuestras miradas se endurezcan, a cuidaros en los detalles a pesar del cansancio, a perdonaros cuando reconozcáis que el Amor es más grande que el rencor. En definitiva,  acordaos de que solo el Amor redime al hombre de todas sus faltas y lo hace crecer y crecer. Que vuestro Amor se haga cada día más fuerte, recordando que la Felicidad del otro es el objetivo perseguido y el camino de vuestra propia Felicidad.

No dejéis de ver el video, aunque sean los primeros minutos,  menuda llorera, pero merece la pena.