Los celos

No quiero hablar de los celos patológicos, prefiero hacerlo de los celos normales y corrientes, de los que todos podemos llegar a sentir…

Hay personas que te dicen: “yo soy muy celoso/a” y otras que aseguran no serlo para nada. Pero lo cierto es que no suelen ser las personas las que definen la existencia o no de celos sino el tipo de relación que mantienen con los demás.

Por supuesto, que si uno cojea antes de encontrar pareja, es decir, no ha alcanzado cierta madurez personal, o su trayectoria vital ha sido un tanto “defectuosa”, no podrá evitar cierto infantilismo, lo que yo llamo “cosificar” a las personas, convirtiéndolas en objetos de su propiedad. Tenderá a percibir amenazas en dónde no las hay y sufrirá irremediablemente por ello.

Pero dejadme que os diga que el grueso de la población, o sea, la mayoría, somos normalitos. En casa nos han enseñado que por encima de todo se nos quería, que las relaciones no se ponían en entredicho cada dos por tres ni a cuenta de cualquier “bronca”, o que la libertad y la autonomía, no están reñidas con el respeto y las explicaciones. Poniendo un ejemplo gráfico, sabemos que una “cuerda” nos une, pero no notamos la tensión de la misma, no es rígida, no nos asfixia, pero sentimos que nos mantiene unidos.

La cuestión es que la mayoría de parejas que yo he visto en mi consulta por problemas de celos, lo que arrastraban era un problema de confianza. Ésta es vital, ya lo sabéis, para establecer los cimientos de cualquier tipo de relación, no voy a entretenerme a explicaros los detalles que convierten a una persona normal en una celosa, ni tampoco en lo destructivo de los celos para quien los sufre, pero si quiero hacer hincapié en que es al principio cuando en mi afán de conocer bien al otro, debo aclarar cómo quiero que sea ese tipo de relación y que si no estamos de acuerdo, o no concebimos de la misma manera lo que supone mantener una relación,(tú todos los miércoles vas a querer salir por ahí pero sin mí y yo sufro pero me aguanto) es mejor no seguir adelante.

Los que dicen “yo no soy celoso/a” lo que deberían decir es “yo confío totalmente en el otro, porque así he podido hacerlo desde el principio”!! Por cierto un video graciosillo sobre el asunto!!!!