Luz del Mundo

Aunque aun no he leído el libro del Papa, dejadme que os diga que llevo años obsesionada con esta frase…en concreto desde que murió mi hermano Álvaro, la luz mas cercana que yo haya conocido.

Ahora y después de mi ultima mudanza, no dejo de pensar en cuál sera mi sitio en el mundo, y doy vueltas al tipo de trabajo que busco y que quisiera encontrar, lo paso mal porque mezclo en ello sentimientos de realización personal frustrada y también ganas de sobresalir y destacar y por qué no admitirlo, también de sentirme valorada profesionalmente….y resulta que creo que lo mío es el Asesoramiento Personal, también la Formación, en concreto todo lo relacionado con la Gestión del Talento y el Crecimiento Personal. ¡Pero seré tonta! si eso es lo que intento hacer con mis hijos cada día, con mis amigos cuando me piden consejo y en la consulta todos estos años…además ese fue el motivo que me llevó a estudiar Psicología, pero ¿no será que eso es lo que queremos hacer todos? Ayudarnos a nosotros mismos y los demás a crecer, a ser mejores….iluminar.

Pues eso para mí es ser luz del mundo, así que lo voy a intentar…con todas mis fuerzas, sin olvidar que lo que nos hace buenos no es lo que sabemos o pensamos, si no lo que hacemos cada día.

Es cierto, estamos todos llamados a ser Luz del Mundo, en ello radica el sentido mas profundo de nuestra existencia, el secreto de la Felicidad.