Madurez personal

Primer paso para la consecución de objetivos: definirlos bien.

Primer paso para sentirse satisfecho: saber lo que se quiere.
Primer paso para tener una vida plena: saber qué le da sentido.
El paso más importante: amar la vida que uno lleva aunque se sea consciente de todo lo que se carece.
Tener claro qué es lo que se quiere, qué se pretende conseguir en la vida, reconocer que tiene poco que ver con las cosas que vamos coleccionando y mucho con lo que llevamos dentro…nos hace el camino más fácil.
La madurez personal que antes o después llega a todo el mundo (o casi todo) tiene que ver mucho con todo esto…a veces la alcanzamos muy tarde.
Es más sencillo vivir cuando se unen el conocimiento sincero de nosotros mismos, la aceptación y el reconocimiento de nuestros fallos, con saber qué es lo que se quiere en la Vida, cuál es el Objetivo fundamental a conseguir. Ese es el punto de partida para una nueva etapa, y aunque necesariamente no tenga que ser la más bonita, (algunos dirían que es la infancia) sí es la más plena.
Atrévete a reconocer si estás en ese punto…y recuerda como siempre revisar el Objetivo, para saber si es acertado.