Man in the mirror

Es muy fácil hablar entre amigos sobre cómo cambiar el mundo, a veces acaloradamente incluso, nos atrevemos a decir qué haríamos nosotros si tuviéramos un puesto de poder, acabaríamos con el hambre y las injusticias sociales, gobernaríamos mucho mejor el país y el numero de delincuentes descendería…

Estamos llenos de grandes deseos, ideas y proyectos que si no se concretan en acciones no llevan a ningún sitio. Yo siempre digo lo mismo, hacer bien las cosas pequeñas, esforzarse por  mejorar los detalles facilita mucho las cosas y nos prepara para las grandes acciones.
Gobernar una nación con éxito es imposible si no se es capaz de gobernarse bien uno mismo y cambiar el mundo es inviable si no somos capaces de cambiar y mejorar nosotros primero.
Empieza por ti mismo, por el hombre o mujer del espejo:
“I’m starting with the man in the mirror, I’m asking him to change his ways
And no message could have been any clearer,
If you wanna make the world a better place
Take a look at yourself, and then make a change”