¿Qué quieres para tus hijos?

Siempre que formulo esta pregunta a los padres en cualquiera de mis charlas, llegan rápido a la misma conclusión. Quieren que sus hijos sean felices. El problema está a la hora de definir los detalles que eso significa.

Está claro que la felicidad es un concepto subjetivo y que según sea nuestra educación, formación y experiencia creeremos que algunas cosas son más importantes que otras.
Yo siempre digo lo que le he oído decir desde niña a mi madre y que ahora (entonces no entendía que hubiera relación alguna) creo que es el factor principal en la clave de la felicidad.
Quiero que sean buenos, esto es, generosos, honrados, amorosos, entregados, que en su empeño por ayudar y facilitar la vida de los demás y contribuir a un mundo mejor, encuentren el camino de la verdadera realización personal y por tanto de la felicidad. Además me gustaría que fueran fuertes, luchadores y trabajadores.
Pero sobre todo, quisiera que en el intento de conseguir todas esas cosas, nunca se rindan al sentirse defraudados o frustrados, que al llegar los golpes o las caídas supieran con certeza que pueden contar conmigo y que el amor de Padre/Madre siempre les acompañará. Que el orgullo que yo pueda sentir por ellos no estará puesto nunca en sus victorias, sino en su manera de perseguirlas.
Feliz Día del Padre, os dejo que disfrutéis de este increíble video…