Querido hijo

Querido hijo:
Te escribo estas palabras, aun sabiendo que hasta dentro de unos 5 años no podrás leerlas por ti mismo. Y eso suponiendo que todo vaya según lo previsto.
No puedes imaginar las ganas que tenemos todos de verte la carita, de abrazarte y de darte besos…en fin, de tenerte aquí con nosotros. Pero, déjame decirte que no hace falta nada de eso, para que ya te quiera con todo el corazón, nada de eso, para convertirme en tu madre. Tú ya eres mi hijo y yo ya soy tu madre.
No tengo la certeza de que todo vaya a salir bien, no hijo mío, tienes un gran reto por delante, el primero de muchos, salir airoso y fortalecido depende de ti y de mí y también de la providencia y la medicina. (Escribo aún conmovida por la muerte de Irene Vázquez tras el nacimiento de su quinto hijo) Lo único que puedo asegurarte, es que TODO aquí fuera merece la pena, el mundo es maravilloso y aunque probablemente, comenzarás tu aventura con lágrimas, el futuro que te aguarda (muy al contrario de lo que muchos te digan) es prometedor. Lleno de incógnitas, que se irán descubriendo por el camino, cuentas con la mejor garantía de todas, el AMOR gratuito y necesario de toda tu familia y de todos aquellos que te vayas cruzando si tú también les entregas Amor.
Quiero agradecer este video a Cayetana, ha sido inspirador y espero que os guste tanto como a mí. No dejéis de verlo!