Un propósito en la vida

caminoTodos debemos encontrar el camino, nuestro camino. Un motivo por el que LUCHAR en el peor de los casos o VIVIR, en el mejor de ellos. Son muchas las desgracias de las que he sido testigo, un privilegio acompañar en el sufrimiento a tantos pacientes perdidos. Además, últimamente, se añade mi experiencia televisiva en Tiene Arreglo de Canal Sur, como ya sabéis, y allí, en directo, he comprobado como la Resilencia de algunos se imponía en medio de la oscuridad, he visto rostros serenos y alegres, personas excepcionales, fuertes y firmes como rocas, enunciar con rotundidad que el propósito de su Vida no era más que el de perseguir el bien de su hijo enfermo. En lugar de tener una imagen de sí mismos de desdicha y pesar, agradecer haber encontrado ese propósito, encontrar el ancla que les sujeta a la Vida, y dar lecciones a los demás de verdadera felicidad.

Encontrar el rumbo fijo, en medio de la tormenta, la luz lejana de un faro que anuncie tierra a pesar de su invisibilidad… solo así es posible el avance en medio del miedo y las dudas, en medio de la disonancia de saber que los demás viven por estar bien, por encontrarse bien, equiparando ese bien al de los bienes materiales, como si la acumulación de estos nos hiciera más o menos ricos.

El equilibrio entre los propósitos pequeños y a corto plazo y los grandes y más lejanos es muy importante, no renuncies a aquello que de verdad te hace feliz.  A mí, entre otras cosas, me hace feliz este blog y vuestra compañía, espero a partir de ahora volver a estar disponible.

Deja que acabe con una pregunta que puede ayudarte en esto de encontrar el propósito: ¿Cuál te gustaría que fuera tu mayor éxito? ¿Por qué logro te gustaría ser recordado? Espero de todo corazón que estés trabajando ya en ello!!