¡Volver a empezar!

Dejadme que hoy os cuente algo más personal. Ya sabéis que me he trasladado de ciudad en  más de 7 ocasiones, con mudanzas, colegios y todo lo demás que eso conlleva, pero lo más difícil de todo, siempre ha sido la sensación de “volver a empezar”.

Curiosas las paradojas que tiene la vida, siempre lo más difícil, es lo que más esfuerzo requiere por parte de uno, y por lo tanto es una oportunidad de crecimiento y mejora, de cambio en definitiva.

Todo el mundo me pregunta, cómo es posible que lleve bien lo de las mudanzas, las casas y la adaptación de los niños, os diré una vez más que eso es lo de menos, tengo la suerte de tener unos hijos estupendos y extrovertidos y al poco tiempo de llegar a cualquier destino, todos, mayores y pequeños, tenemos nuevos amigos que ayudan a ver las cosas de forma más sencilla.

Sin embargo, lo peor, lo más duro es que hasta ahora he tenido que renunciar a mi trabajo. Para mi marido y mis hijos, su vida continuaba siendo más o menos igual, trabajo, colegio…la misma rutina, pero yo tenía que “empezar de cero” y os aseguro que a veces es muy cansado e incluso desesperante.

Llevo casi dos años en mi nueva ciudad (por cierto que me encanta) y por fin, empiezo a creer que pronto estaré viviendo de lo mío, que no es otra cosa, que lo que hago aquí con vosotros, el blog, la radio, las charlas…se concretan ahora en forma de consulta y espero seguir haciendo lo que más me gusta: “comunicación, formación y servicio a los demás”.

Gracias a todos los que me habéis apoyado en este tiempo de luces y sombras, sois fundamentales en mi vida, vuestro ánimo y paciencia espero se vean recompensados algún día…que pesadita he sido ¿verdad??

Besos a todos y una vez más recordad que por muy difícil que se pongan las cosas…no podemos tirar la toalla!!!!! ( video sobre imposibles posibles)